<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=985965018251349&amp;ev=PageView&amp;noscript=1 https://www.facebook.com/tr?id=985965018251349&amp;ev=PageView&amp;noscript=1 ">
 
Hacer crecer tu negocio es posible, te decimos cómo
calendar 14 enero 2019 | comment 0

Hacer crecer tu negocio es posible, te decimos cómo

Crear una gran empresa a partir de un pequeño negocio es la meta de cualquier emprendedor. Este sueño dorado, aunque difícil de conseguir, está al alcance de todos. Sin embargo, sería un error decir que el crecimiento de tu negocio se debe a la suerte o a la improvisación y es que toda historia de éxito empresarial viene acompañada de una metodología seria que la hace posible.

Por ello, te recomendamos que desde el momento en que te dispongas a hacer crecer tu negocio, tengas claro el camino a seguir y siempre orientado a la meta establecida, no dejes de considerar nuevas soluciones: siempre surgirán nuevos problemas y necesidades que atender.

A continuación te damos una serie de recomendaciones que deberás de tomar en cuenta para optimizar el rendimiento de tu empresa y contrarrestar las posibles fallas.

Qué hacer para que tu negocio crezca

Investiga

Si tu negocio ya funciona y consideras que es hora de expandirte, lo primero que deberás hacer es una cuidadosa investigación sobre el panorama actual de tu empresa. Un análisis cuidadoso marcará el camino a seguir para alcanzar las metas y objetivos que te propongas. Así que deberás de conocer a la perfección tu mercado y áreas de oportunidad.

Para llegar a ello, estudiar a tus clientes actuales puede ser de gran ayuda: qué característica comparten, dónde están ubicados, qué atributos principales encuentran en tu negocio, qué deficiencias encuentran, etc. En sus respuestas puede estar la clave de tu expansión.

Diversifica

Conforme tu negocio vaya aumentando su tamaño, tu oferta de productos deberá de aumentar, no sólo en volumen sino en variedad. La aumentada oferta traerá como consecuencia un nicho de mercado más amplio. Aunque es importante reiterar que ésta, al igual que el resto de las recomendaciones que te hacemos, no son producto de la improvisación, sino de la investigación.

Determina costos

En este punto es conveniente explicar que por costos nos referimos tanto a los gastos corrientes de la empresa, como a los precios de tus productos. En primer lugar, analiza de qué forma puedes eficientar los costos que suponen el mantenimiento y operación de tu negocio: ¿tienes a los empleados que necesitas? ¿hay forma de reducir el insumo de recursos como agua o luz? ¿la renta del lugar va de acuerdo con tu presupuesto?

Aunque por otra parte, también podrás considerar si el precio de tus productos es el indicado. Y es que, en muchos casos, el volumen de ventas no corresponde con las ganancias que percibimos. Si esto ocurre, tal vez será conveniente que aumentes los precios, siempre con el cuidado de que los clientes no dejen de acudir a tu negocio.

Recalibra

Conforme tu negocio avance y te acerques a tus metas, encontrarás nuevos problemas y necesidades que atender. Ante esto, te recomendamos que pongas en retrospectiva el camino recorrido y determines qué pudiste haber hecho mejor. A partir de entonces, restablece los pasos que seguirás para conseguir tu meta, ahora tomando en cuenta los conocimientos aprendidos durante el camino.

Nueva llamada a la acción